Pan con masa madre: qué es y por qué consumirlo

  • 12 hace meses
  • PorPor
Pan con masa madre: qué es y por qué consumirlo

Pan con masa madre: qué es y por qué consumirlo

Pan con masa madre: qué es y por qué consumirlo

Cuando buscas recetas de pan artesanal, te encontrarás con que la mayoría incluye levadura en su lista de ingredientes. Si estás buscando formas de diversificar en la cocina e incluir elementos saludables y deliciosos, el pan con masa madre es la opción indicada para ti.

¿Cómo es posible hacer pan sin levadura?

En épocas anteriores, en las que la levadura comercial no era de uso rutinario para aumentar el ritmo de la producción, la masa para el pan estaba compuesta exclusivamente de harina y agua. La elaboración de la masa madre se basa en la creación de un cultivo a partir de las levaduras y bacterias presentes en el ambiente y la misma harina. Con el tiempo suficiente, estas levaduras salvajes reaccionan con el agua y se provoca una fermentación espontánea de la masa. A partir de esta masa fermentada, se elaboran panes con sabor y aromas únicos.

El proceso de elaboración es bastante sencillo, y lo único que se requiere es paciencia, ya que tarda unos cinco días en llegar al resultado final. Sin embargo, durante estos cinco días solo necesitas “alimentar la masa”, proceso que tarda apenas unos pocos minutos. En primer lugar, debes mezclar agua y harina en mismas cantidades y dejarlas reposar a temperatura ambiente durante un día completo. Los días posteriores consisten en reforzar la masa con más harina y dejar en reposo, y así sucesivamente.

Beneficios del pan con masa madre

A pesar de que utilizar levadura en la masa para el pan es mucho más práctico y conveniente, este pan no aporta los beneficios nutricionales que uno elaborado con masa madre sí ofrece. En cualquier cocina saludable, no debe faltar la masa madre, y estas son las razones:

  • Sabor y textura

    Un pan elaborado con masa madre es fácilmente diferenciable del pan comercial gracias a su sabor tan natural y auténtico y su textura suave y húmeda. Aunque no lo parezca, la levadura influye de forma significativa sobre el sabor del pan, por lo cual, prescindir de ella resalta los sabores sutiles y naturales. Además, es posible diversificar en el tipo de harina y el nivel de acidez en la masa para experimentar con los sabores.

  • Mejora la digestión

    Las levaduras naturales presentes en la masa madre ayudan a predigerir el almidón presente en el pan, por lo cual el cuerpo humano tarda mucho menos tiempo en procesarlo.

  • Contiene ácido láctico para mejorar la digestión

    Durante la fermentación de la harina en la masa madre, se generan una mayor cantidad de lactobacilos que en la masa elaborada con levadura comercial. La presencia de estos lactobacilos trae grandes beneficios al sistema digestivo debido a que fomentan una mayor producción de ácido láctico, facilitando así la digestión y la absorción de minerales como potasio, magnesio y zinc.

  • Pan libre de gluten

    El pan con masa madre es ideal para celiacos, ya que, durante el proceso de fermentación, el gluten se descompone y se transforma en aminoácidos, que además son beneficiosos y nutritivos para el cuerpo.

Más