¿Merece la pena arriesgarse y cambiar el suministro de luz, agua o electricidad?

  • 11 hace meses
  • PorPor Jorge
¿Merece la pena arriesgarse y cambiar el suministro de luz, agua o electricidad?

¿Merece la pena arriesgarse y cambiar el suministro de luz, agua o electricidad?

Por
Jorge

Esta es la pregunta que todos los españoles que son o han sido propietarios alguna vez en la vida se han hecho ya que por lo general todos buscamos reducir los gastos tontos que podamos tener por el camino y esto siempre de forma natural termina apuntando hacia los gastos pasivos que solemos tener tales como la luz o el gas. ¿Hay alguna forma de que la factura del mes baje considerablemente? ¿Cómo podemos gastar tanto de gas? ¿Cambiándonos de compañía podremos encontrar mejores planes y más competitivos?

En esta entrada del blog os vamos a hablar más acerca de este tema, y os adelantamos que los profesionales advierten que para tener el mejor contrato de suministro energético a mano uno debería de renegociar el contrato con sus proveedores de luz ya sea esta eléctrica, eólica o nuclear y si ves que no ceden plantearte cambiar tus proveedores por una empresa que te valore más como cliente. Pero claro, después de la primera pregunta nos hacemos la siguiente. ¿Merece la pena pasar por el proceso de cambiarse de suministro eléctrico por lo que pueda ahorrar? Esto depende de ti pero desde LuminaBlog te vamos a facilitar las tres ventajas principales que traen cambiar de proveedor del suministro energético de tu casa y porqué si deberías de renegociar tu contrato actual cada dos años.

  • Entras como nuevo cliente: ¿Recuerdas las promociones, descuentos y ofertas increíbles que te hicieron cuando entraste como nuevo cliente? La mayoría de compañías de luz o gas suelen aprovecharse de las ofertas iniciales que ofrecen a su público durante el primer año y luego empezar a cobrar unas tarifas estándares y en muchos casos no llegan a respetar y a cuidar a sus clientes más veteranos por su fidelidad hacia la empresa si no que muy por el contrario los dejan apartados. ¿Sabes cómo evitar eso? Simple, renegocia tu contrato con tu compañía eléctrica cada poco tiempo afirmando que la competencia te ofrece mejores condiciones, ya verás como no se les ocurrirá olvidarse de ti o dejarte apartado como cliente sin poder acceder a sus nuevas promociones.
     
  • La ventaja económica: No se puede negar que cambiar de suministro es en muchos casos una tarea estresante y quizás durante unos días no tengas electricidad en tu casa debido al cambio en el caso de que decidieras cambiar de proveedor a una empresa que tenga promociones especiales de entrada. El punto es que haciendo esto estos pasos es imposible que no acabes ahorrando o mejorando las condiciones de tu contrato con respecto al anterior que a fin de cuentas se resume a un menor gasto pasivo y mayores posibilidades de ahorro simplemente porque te tomaste la molestia de exigir mejores condiciones en tu suministro eléctrico o de gas
     
  • Mejor servicio: Si bien al principio querías negociar tu contrato eléctrico o cambiarlo para ahorrar en tus gastos del día a día al final acabarás ganando en salud y en teniendo un mejor servicio y condiciones de contrato y luz de la que puedes disponer tú y los tuyos y que sientas que cada vez que exiges mejores condiciones a tu compañía de luz y gas simplemente estás demandando un mejor servicio o el mismo servicio y condiciones que están dando actualmente a los nuevos clientes. ¡Sé un cliente concienciado y crítico!

Esperamos que con estas pautas puedas haber creado tu propia opinión con respecto a que es lo que deberías de hacer en el futuro y que en tu caso particular puedas haber respondido si de verdad merece la pena cambiar de compañía eléctrica, pasarse a otra energía más ecológica o si por el contrario aplicas el dicho de “Mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Más