¿Cuándo deberías pedir un préstamo personal?

  • 8 hace semanas
  • PorPor Wendy
Cuando pedir prestamo personal

¿Cuándo deberías pedir un préstamo personal?

Creditos & Préstamos

Por
Wendy

 

 

 

El 2020 no fue muy bueno con muchos, económicamente hablando. Es por ello que un gran número de personas se plantea la idea de pedir un préstamo personal para solucionar las secuelas financieras que el anterior año ha dejado. ¿Es buena idea?

También los hay que han perdido su trabajo y creen que un crédito para montar un negocio online puede ser la solución para salir adelante. Desde luminablog.es queremos ayudarte a que analices todos los pros y los contra de pedir un préstamo personal en los tiempos que corren. Pedir un crédito no es una decisión que se pueda tomar a la ligera, ya que hay que devolver el dinero después si no queremos que nos incluyan en el ASNEF. ¿Sabes lo que es? 

Se trata de un fichero de morosos o personas que no pagan sus deudas. Sus siglas se corresponden con Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Para ser incluido en este fichero no hace falta tener muchas deudas, con que tan solo no pagues una factura de teléfono de 50 euros puedes estar incluido. El problema surge cuando quieres financiar algo o pedir un préstamo personal, ya que todos los bancos y entidades de crédito tienen acceso a él y te impedirán financiar nada u obtener un crédito si tu nombre está en el fichero. ¿Por una deuda tan pequeña como 50 euros? Sí, y es que las financieras pueden saber que estás en el fichero, pero no pueden saber por qué cantidad. Esta es una forma de presionar a quienes no pagan sus deudas. 

¿Te podrían dar minicréditos con ASNEF? Lo cierto es que sí, existen páginas web de créditos online que te prestarán dinero incluso si estás en un fichero de morosos. Pero claro, conlleva requisitos. Los intereses serán mucho mayores que en un crédito convencional y tendrás que devolver el dinero en un plazo más reducido. 

 

Razones por las que pedir un préstamo personal

Pedir dinero prestado puede convertirse en una espada de doble filo, ya que es muy fácil de conseguir, pero no tanto de devolver. Es por ello que, hay que tener en cuenta ciertos aspectos, complicaciones y desventajas que pedir un crédito, online o no, puede tener. ¿Cuáles serían unas razones válidas para solicitar un crédito personal?

Cuando no hay más opción

Hay ocasiones en las que tenemos pagos obligados como un alquiler, impuestos de hacienda, la hipoteca, un avería en el coche que necesitamos para trabajar… La lista puede ser interminable y nadie mejor que tú para marcar tus prioridades. Pedir dinero prestado debe darse por un asunto de suma importancia, nunca por un capricho. Pon en una lista los gastos obligados y los que no lo son, y decide si necesitas dinero para afrontar los primeros o si, por el contrario, puedes ahorrar en cosas que no sean necesarias realmente y hacer frente a tus deudas sin recurrir a préstamos personales online. 

Si estás seguro de que puedes devolver el dinero

Muchos recurren a los créditos online para solucionar su situación financiera, pero si te has quedado sin trabajo, por ejemplo, ¿cómo crees que podrás devolver el dinero mes a mes? Otro error común es pedir más de lo que se puede pagar. Haz un cálculo de lo que ganas, de los gastos que tienes sí o sí cada mes y de cuál es la cuota que se quedará del préstamo personal que solicites. Recuerda que no puedes dejar el saldo a cero, sino que debes prever gastos imprevistos que pudieran surgir cada mes.

Si conoces al dedillo las condiciones del préstamo

Cada entidad bancaria o financiera tiene sus propias condiciones, también a la hora de prestar dinero. Por ello, si has pedido, o vas a pedir un crédito personal, estudia bien lo que te piden y lo que te ofrecen, especialmente el tipo de interés, y analiza si te merece la pena. Piensa que es cierto que se pueden conseguir microcréditos con ASNEF, pero la cantidad que devolverás será mucho mayor que la que pediste, y eso puede perjudicarte. Esto es lo que se conoce como TAE, o Tasa Anual de Interés. Se refiere a los intereses que pagarás en un año por el préstamo que hayas pedido. 

Por ello, lo mejor es que compares las condiciones de varias entidades en un mismo préstamo. Si necesitas ayuda para eso, puedes buscar en nuestra web las opiniones de otros usuarios que cuentan sus experiencias. También podrías buscar un asesor financiero, que encontrarás en nuestra web gracias a las reseñas de otros.

Cuando hayas comparado opciones

Las condiciones de cada entidad de créditos online varían mucho una de la otra. Por ello, antes de pedir dinero es importante que compares las opciones disponibles. Una de las mejores maneras de hacerlo es buscando lo que otros piensan de cada una de las páginas web de créditos online. ¿Sabes que más de un 90 % de los usuarios de internet toman en cuenta las reseñas de otros antes de contratar o comprar un producto o servicio?

Cuándo no debes pedir un préstamo personal

Del mismo modo que hay razones por las que pedir un crédito, también hay varias por las que no deberías hacerlo. ¿Cuáles? 

  • Para un capricho. La emoción por el capricho se te pasará pronto y el préstamo a devolver durará varios meses o años. 

  • Cuando no has comparado opciones. 

  • Si no tienes conocimiento completo de las condiciones de devolución. 

Pedir un préstamo personal, ya sea en una entidad bancaria o en sitios web de créditos online, debe ser la solución a un problema, o un alivio ante una situación complicada. Bajo ningún concepto queremos que se convierta en un problema añadido. 

¿Qué son los microcréditos?

Dentro de los préstamos personales se presenta la opción de elegir un microcrédito como una solución rápida. Se conceden a personas que necesitan liquidez económica a corto plazo. Puede ser para solventar un imprevisto o para poner en marcha un negocio. Están destinados a quienes, por estar en una situación de desempleo o precariedad, no califican para los préstamos convencionales que ofrece la banca tradicional. 

¿Cuáles son las ventajas de pedir uno? Pueden darse microcréditos con ASNEF, básicamente porque los requisitos que exigen son mínimos. De hecho, te pedirán poco más que el DNI y una cuenta bancaria en la que poner el dinero. Las cantidades máximas de un microcrédito suelen estar entre 1500 y 2000 euros. El plazo de devolución es de un mes, aproximadamente, aunque dependiendo de las circunstancias, se pueden negociar los plazos. 

Eso sí, hay que recordar que el no pedir condiciones y requisitos estrictos lleva añadidos unos intereses elevados que tendrás que sumar a la cantidad solicitada. Estos pueden rondar entre un 5 y un 10 %, dependiendo del prestamista. 

Como ves, los créditos online están siendo una buena alternativa para solventar problemas financieros o gastos imprevistos. Recuerda tener en cuenta estos consejos que te hemos dado antes de solicitar uno, asegurándote de que realmente lo necesitas para algo importante. Y no olvides entrar en nuestra web para ver las opiniones de aquellos que ya han contratado los servicios de ciertas entidades bancarias o de créditos online. 

Más Creditos & Préstamos