¿Qué tipo de seguros online podemos encontrar en el Mercado español?

  • 6 hace semanas
  • PorPor Wendy
Guía para tipo de seguros

¿Qué tipo de seguros online podemos encontrar en el Mercado español?

Seguros

Por
Wendy

 

 

A lo largo del tiempo, la palabra “seguro” se ha convertido en un referente de protección para nuestra familia, bienes y la salud propia. Se trata de un contrato cuya función principal es respaldarnos en todo tipo de situaciones imprevistas.

Lo cierto es lo siguiente: día a día corremos con riesgos y tenemos que enfrentarnos a potenciales daños los cuales, además, nos demuestran de las consecuencias económicas que hay detrás. Es por ello que la figura del seguro puede marcar una gran diferencia.

Por suerte, ahora podemos contar con una variedad según las necesidades que tengamos, así como de nuestra capacidad económicas. De hecho, para algunos expertos, las alternativas son tantas que es muy probable encontrar con el modelo que buscamos y que mejor nos beneficie.

Ahora bien, puesto que un seguro es una herramienta que todos deberíamos tener, está claro que hay que familiarizarse no solo con la cantidad de oferta, sino también con ciertos términos importantes para que sepamos manejarnos de manera conveniente y con claridad.

Es por ello que el siguiente post, trataremos de hablar un poco sobre los tipos de seguro, el cálculo del mismo, las partes de una póliza y algunas páginas que te ayudarán a encontrar las mejores opiniones empresas de seguros para contratar en España.

Tipos de seguros y breve definición de los mismos:

Los distintos tipos de seguro varían dependiendo de la institución y autor, pero para efectos informativos y prácticos, clasificaremos los siguientes:  

1. Seguros personales: 

Se llaman seguros personales aquellos que se refieren al resguardo de la integridad física de la persona, así como su salud y existencia. Entre los más conocidos, están:

Seguros de salud: 

Los seguros de salud ofrecen asistencia médica si estás atravesando por una enfermedad o accidente.

Seguros de vida: 

En general, existen dos clases de seguros de vida a tomar en cuenta: uno que se aplica en caso de fallecimiento, lo cual indica que la compañía aseguradora tendrá que compensar a los beneficiarios de la póliza. Por otro lado, está el que contempla los posibles gastos por la supervivencia ante un siniestro.

En cualquier caso, el solicitante de la póliza tendrá la opción de modificar los términos que estén contemplados en el contrato.

Seguro de decesos: 

En caso de fallecimiento, la aseguradora respaldará a los familiares y allegados al asumir los gastos importantes y trámites.

Seguro de vida ahorro y planes de pensiones: 

Le permiten al asegurado el poder planificar su futuro en jubilación con tranquilidad.

Seguro de dependencia: 

Cubre a los clientes que sufren algún tipo de dependencia física o limitación psíquica. Por lo general, se tratan de personas que necesitan de asistencia constante.

2. Seguros de daños patrimoniales:

Dentro de lo que se entienden como seguros privados, se encuentran este tipo de productos que cubren los riesgos del patrimonio de la persona, aunque también pueden ser contratados por las empresas. Estos son:

Seguros de coche: 

Los seguros de coche contemplan accidentes en la vía, así como la cobertura de robo, incendio y daños propios del coche.

Seguro responsabilidad civil: 

Se contratan para indemnizar a terceros en caso de que el asegurado pueda ser responsable de actuaciones que afecten a la integridad de otros. 

Cabe destacar que el seguro responsabilidad civil son aplicables ante ciertas actividades, como la caza y excursiones, además de estar relacionadas con actividades profesionales como la medicina, odontología y abogacía.

Asimismo, vale mencionar que también da cobertura a otros aspectos:

.Daños producidos a otras personas (daños físicos). Incluyen gastos médicos, baja médica y secuelas.

.Daños materiales y hacia animales.

.Defensa del asegurado. Esto mismo también es definido como seguro de asistencia legal o jurídica.

Seguros de hogar:

El propósito de los seguros de hogar es cubrir los daños que puedan producirse en la vivienda. La cubertura incluye diversos imprevistos como incendios, accidentes domésticos, rotura de cañerías, etc.

Hay un par de aspectos importantes: el seguro suele cubrir lo llamado “continente”, que incluye suelo, paredes, techos y la construcción de la propiedad; y el “contenido” o todo lo que se encuentre en el interior de la casa (como muebles y enseres).

Por otro lado, para calcular seguro, se tomará en cuenta el valor de la propiedad y los riesgos que esta puede presentar.

Cabe mencionar que de este también existen a un par de seguros de hogar que a mencionar:

.Seguro multirriesgo: el cual busca la protección del hogar –o negocio- de prácticamente de gran variedad de riesgos.

.Seguro “todo riesgo”: es más o menos similar a la anterior, salvo que se exceptúan los riesgos que indique la póliza.

Seguro para empresas: 

Este formato de seguro incluye también la figura de empresas. Esencialmente, buscan proteger los negocios de la compañía en caso de imprevistos, como el incumplimiento de pagos de terceros.

3. De servicio:

Se refiere a que la compañía de seguros ofrece un determinado servicio al asegurado. Algunos de estos, son:

Seguros de viaje: 

Es un tipo de póliza que busca cubrir los imprevistos que puedan surgir durante un viaje. En este caso, se ha vuelto común que agencias ofrezcan estas alternativas a miles de viajeros alrededor del mundo.

Seguros de defensa jurídica: 

Se concentran en la prestación de servicios relacionados a la asistencia judicial y extrajudicial.

Seguros temporales: ¿qué son y cuáles son sus ventajas?:

En este amplio mundo, también se encuentran otro tipo de figuras como los seguros temporales, herramientas que brindan un producto según el lapso que establezca el asegurado. Es decir, es el cliente quien decide cuándo dar de alta al mismo.

En términos generales, este tipo de seguros están focalizados a la cobertura de gastos por fallecimiento, pero también se han extendido a otras necesidades como los gastos por accidentes, invalidez por accidente, muerte accidental, protección oncológica, así como enfermedades graves.

-Existen una gran variedad los cuales, por cierto, podrán darte la protección que deseas. Incluso, puedes contratar un seguro por días, semanas y hasta un mes.

-Solo costearás el tiempo que necesitarás el seguro.

-Muchos seguros temporales son muy cómodos y fáciles de encontrar online. En la actualidad, hay algunos diseñados específicamente para ser contratados virtualmente y sin intermediarios.

-Son de libre a elección, es decir, puedes activar o desactivar el servicio cuando lo desees.

-Las estructuras de gran parte de los seguros temporales los puedes verificar a la hora de contratar algún servicio. Contarás con información clara y concisa de lo que quieres para ti.

-No tendrás que ir a una agencia para ni para contratar el servicio y/o realizar el pago del mismo. Gracias a que muchos servicios y productos se han diversificado y mejorado la atención online, es mucho más sencillo hacer este tipo de trámites.

-Si se cuenta con el profesional encargado de explicarte sobre los seguros temporales, tendrás la opción de encontrar uno acorde a tus capacidades económicas. Al final, será una cuestión personal que, incluso, podrá ayudarte a decidir si quieres un plan a largo plazo.

¿Qué hay que tomar en cuenta a la hora de contratar un seguro?:

Acabamos de ver algunos ejemplos de seguros personales y privados, lo que cubren y cómo estos deberían funcionar en ciertos casos. Sin embargo, es importante conocer un poco algunos elementos importantes a la hora de contratar seguro:

-Hay que considerar cuáles son los riesgos a los que estás expuesto y los que deseas cubrir.

-Cuál sería el costo –o los costos- que podrías asumir en caso de no contar con un seguro. Debes contemplar cifras reales y potenciales situaciones.

-Si bien los potenciales gastos a enfrentar sin un seguro son importantes de plantear, también sucede lo mismo con lo que se podría ahorrar si contratas una póliza.

En vista de lo anterior, cabe destacar que ahora se puede contar con una interesante herramienta llamada simulador o calculadora online. Gracias a los simuladores, es posible ingresar todos los elementos mencionados anteriormente, con el fin tener una cifra real de lo que podrías enfrentar a ante este tipo de gasto. Si tienes algunas dudas al respecto, siempre puedes consultar a un agente. Su visión de experto, podrá esclarecer cualquier interrogante al respecto.

Algunas ideas finales:

-Hay que tener en claro que un seguro puede brindarnos la opción de sentirnos protegidos ante cualquier imprevisto que pueda comprometer la estabilidad de nuestras finanzas y hasta la tranquilidad de nuestra familia y amigos.

-La información es poder, por lo tanto, es vital informarse lo mejor posible. ¿La razón? Será posible tomar la mejor decisión para nosotros.

-¿Tienes más dudas al respecto? Si quieres saber cómo obtener el mejor precio garantizado o conocer más sobre la oferta de compañías y aseguradoras que hay en el mercado, tienes la opción de consultar páginas de interés como luminablog.es, en donde encontrarás la información que necesitas.

-Finalmente, sin importar el tipo de servicio que escojas para ti y tu familia, debes tener presente que un seguro debe ser un recurso que debe darte tranquilidad y bienestar.

Más Seguros